Publicado en entrevista, entrevistas, Interview

Entrevista con Déborah Muñoz

Cuéntanos un poco de ti y tu historia
Me metí en este mundillo de la escritura porque una amiga me insistió para que abriera un blog y, como no se me ocurría nada, decidí escribir por entregas Atrapada en otra dimensión, una especie de diario muy divertido de una chica que se ve atrapada en otro mundo, con personajes muy singulares. Pronto me aficioné al mundo blogger y abrí escribolee, donde al principio compartía relatos cortos que había hecho para concursos y asuntos varios. Pero cada vez quería más, así que me apunté a varios grupos de escritura y, cuando acabé Atrapada en otra dimensión y la recopilé en un ebook que fue un éxito tanto de descargas como de crítica, ya no hubo quien me parara: saqué el libro en papel y seguí escribiendo otra blognovela, Incursores de la noche (que no tenía nada que ver con el humor aventurero de la anterior: esta vez era una novela romántica de fantasía ciberpunk). También fue un éxito y acabó saliendo en papel. Y luego continué, a petición de mis lectores, con Viajera interdimensional, secuela (aunque ambos son autoconclusivos) de Atrapada en otra dimensión.
En este punto decidí pasarme a Amazon con la idea de que Atrapada en otra dimensión llegara a más gente, así que lo reescribí e hice una nueva portada revisando varias cosas. Para entonces había acabado el máster de edición, así que ya sabía mejor lo que estaba haciendo; el resultado fue espectacular. Y, como me gustó la plataforma y lograba llegar a más gente, decidí seguir en ella. Además de reescribir y reeditar Incursores de la noche y Viajera interdimensional, ilustré con un programa de 3D una preciosa novela corta de fantasía con la temática del bullying de fondo, Eladil, que saqué en dos ediciones para todos los bolsillos: una a color y otra en blanco y negro.
Por entonces pasaron dos cosas que me hicieron bajar el ritmo: encontré trabajo como directora de marketing, lo que me dejaba menos tiempo para mis proyectos literarios, y Divalentis me pidió un manuscrito porque les gustaba mi forma de escribir (el editor es un genio, pero muy lento, con lo que hubo un parón mientras revisábamos casi cada coma de la obra).
Entre medias saqué 126 trocitos, una antología de microrrelatos, género que me encanta y del que escribo constantemente, y por fin salió Amigos o algo más con Divalentis. Fue toda una experiencia y aprendí un montón, pero yo escribo mucho y el editor es muy lento, así que saqué otra antología, 48 trozos de fantasía y ciencia ficción, y, a petición de muchas personas que me reclamaban mi método para organizarme (trabajaba a jornada completa, tenía mi propia empresa, escribía, actualizaba constantemente mis blogs y aun así tenía tiempo libre y dormía lo suficiente), un pequeño manual, ¿Dónde está mi tiempo?, que ha sido recomendado por varios coach y ha recibido muy buenas críticas.
Finalmente, tras mucho pensarlo y largas conversaciones con mi editor, decidí que Enemigos o algo más lo sacaría por mi cuenta, y así ha sido. Actualmente, estoy trabajando en una secuela independiente de Incursores de la noche y en otra antología de relatos, aunque tengo muchos proyectos de varios géneros distintos esperando a que les llegue el turno. Y, básicamente, esa es mi historia.

¿Qué escritores te inspiran?
Todo lo que leo me inspira: libros buenos, libros malos, cómics… De todos se puede sacar una lección sobre escritura, tanto de lo que hay que hacer (de los libros buenos y los grandes autores) como de lo que no hay que hacer (de los libros malos y los escritores mediocres).
No suelo tener autores preferidos, pero sí muchos libros favoritos. Entre esos libros preferidos sí que es cierto que predominan algunos autores, como Noelia Amarillo o Javier Negrete, pero no quiere decir que sean mis únicas referencias. Leyendo unas 150 novelas al año, es difícil elegir solo a unos pocos autores a los que tomar de ejemplo.

¿Cuándo decidiste convertirte en escritor/ra?
Creo que en parte esta pregunta la he respondido en la primera. Pero, si me pongo a hacer una reflexión profunda, diría que la respuesta es que no he decidido convertirme en escritora. Para mí, escribir es una afición, un maravilloso método para matar el aburrimiento y pasarlo bien. Intento rentabilizarlo de algún modo cuando publico, pero lo cierto es que me gusta mi trabajo como jefa de marketing y no me veo escribiendo a tiempo completo como profesión única. Veo lo que les pasa a muchos autores que han dado ese salto: tienen que publicar sí o sí para mantener unos ingresos, aunque no estén inspirados, y el nivel de calidad baja en picado. Yo prefiero seguir a mi ritmo, con un trabajo que me respalde y escribiendo por gusto, no por necesidad. Así lograré mantener unos niveles de calidad elevados. Aunque claro, si empiezo a vender a millones y dejo de necesitar ir a trabajar, yo encantada de la vida. En ese supuesto, tampoco necesitaría publicar para ganarme el sustento y podría seguir escribiendo por gusto ^^.

¿Tienes una estrategia para encontrar reseñas?
¿Reseñas de mis libros, te refieres? Pues tengo una alerta de google que me indica cuándo se ha publicado alguna. Pero no busco activamente reseñadores de mis libros, simplemente espero a que el boca oído y las recomendaciones vayan llevando mis novelas a gente que decida por su propia iniciativa hacerle una reseña.

¿Cuáles son tus pensamientos sobre las buenas / malas críticas?
Que, mientras estén argumentadas, son de mucha ayuda. Algunas de las mejores críticas que he recibido de Atrapada en otra dimensión e Incursores de la noche eran de tres estrellas y no mostraban excesivo entusiasmo por el libro pero, como estaban muy bien argumentadas, me ayudaron a mejorar y, cuando los reedité, incluí y excluí muchas cosas gracias a esos comentarios.
Lo que no soporto son los “me gusta porque me gusta” (y al contrario), Pero ni para mis novelas ni para las de otros. Siempre me pregunto: “Sí, ya sé que te gusta o no te gusta, pero quiero que me digas por qué”.

¿Cómo pueden los lectores descubrir más acerca de ti y tu trabajo?
Tengo una web oficial, deborahfmunoz.com, donde recopilo todo: mis obras, dónde encontrarlas, mis relatos cortos, mis reseñas, mis aventuras…
También se me puede encontrar:
En facebook: https://www.facebook.com/blogsDeborah…
En twitter: @deborahfmu
En youtube: https://www.youtube.com/user/deborahfmu/
En mi blog de autora: escribolee.blogspot.com
En mi blog cultural: escriboleeo.blogspot.com
En goodreads: https://www.goodreads.com/author/show…
Y también tengo una newsletter quincenal, enlazada en todos esos canales.

¿Que dirias que es lo más difícil a la hora de escribir?
Simplificar. Muchos creen que por conseguir hacer frases interminables y usar palabras poco usuales son mejores escritores, pero es al revés. A mí me sale de forma natural lo de usar palabras raras y las frases kilométricas; luego tengo que pasar por un proceso de pulido para facilitar la lectura y no enrevesarlo todo. Encontrar las palabras adecuadas para conseguir un lenguaje bello sin renunciar a un buen ritmo es para mí fundamental si lo que quieres es llegar a la gente y hacer buena literatura a la vez.

Alguna anécdota divertida de tu vida
Soy un imán para las cosas raras y tengo bastantes anécdotas, pero quizás la que más me reclaman mis amigos es la de mi entrevista para la tele japonesa.
Se acercaba mi cumpleaños y mi madre quería regalarme “esos cómics que siempre vas buscando por todo Madrid”. Eran No me lo digas con flores y, con la pésima distribución que hizo Planeta cómic, no había manera de hacerse con ellos si no visitabas varias tiendas. Llevaba años y ya me quedaban unos pocos, así que me llevé a mi madre de tour por las tiendas de cómics del centro, ya que ella llevaba el dinero e iba a “retener” los cómics hasta el día de mi cumpleaños.
En la primera tienda que entré fui directa a donde estaban y me abordó un japonés bastante formal que me preguntó si accedía a que me hicieran una entrevista. Acepté y me dijeron que me esperaban fuera, así que busqué los cómics (encontré un par de ejemplares sueltos) y mi madre los pagó y se quedó con la bolsa.
Nada más salir me encuentro con que viene hacia mí dando saltitos (literalmente) un señor japonés vestido de colegiala y unas cejas pintadas a lo Frida Kahlo. Detrás iba el japonés formalito, que era el traductor, y el cámara. Y, aunque el tipo hablaba bien el idioma, la entrevista fue surrealista y llena de malos entendidos (confundiendo Akira, el cómic, con el barrio… tonterías así), que se hizo aún más raro cuando quisieron ver qué había comprado y abordaron a mi madre, la cual se había quedado a un lado con la bolsa que contenía la parte de mi regalo que habíamos encontrado en esa tienda.
Y claro, como estaban traducidos no reconocían el manga, y luego, cuando supieron cuál era, me preguntaron por los personajes pero me sonaba tan raro cómo los pronunciaban que ni siquiera sabía que había mencionado al protagonista.
La entrevista finalizó con el cámara haciendo un zoom a mi escote cuando descubrieron que llevaba colgada la L de Death note y mi madre y yo nos despedimos de ellos muertas de vergüenza. Aun así, he sentido curiosidad y he buscado el programa más de una vez, por suerte o por desgracia, sin éxito.

Anuncios
Publicado en entrevista, entrevistas, Interview

Entrevista con Fabiola Castillo

 

Cuéntanos un poco de ti y tu historia.

Nací y crecí en el desierto del norte de Chile. Era una niñita muy inquieta pero algo enfermiza, y por cierto, sobreprotegida. Así que pasé mi primera infancia con mi nariz entre libros. Me gustaba leer en las alturas, aunque después desarrollé acrofobia, en ese tiempo leía en el techo o en los árboles. Los elementales ya se habían apoderado de mí 🙂
Estudié psicología por vocación y nunca me he arrepentido. Desde siempre me llama la naturaleza, siempre me aburro en las urbes y mis pies me llevan por senderos perdidos. Pero la gente es el mayor misterio que existe y siempre regreso a ella. He vivido en el norte y en el centro de Chile, llevo mucho tiempo en la capital, una ciudad de más de 6 millones de habitantes, pero rodeada de hermosos parques naturales. Mis pasiones son la mitología (en especial la celta), leer, el cine y la vida outdoor. Necesito proteger el medio ambiente porque a mis cuarenta y algo años, ya he visto demasiada devastación. Quisiera preservar algo para las futuras generaciones.
Estar en el mundillo literario me ha hecho conocer desde otra perspectiva a los jóvenes (soy terapeuta infanto-juvenil), me entiendo bien con mis lectores y me agrada estar en contacto con ellos, en especial con mis lectoras cero.

¿Qué escritores te inspiran?

JRR Tolkien es mi único héroe en la vida. Es el mayor maestro del género fantástico y aspiro en llegarle a los talones, al menos. Me gustan otros autores: Grisham, Christie, Lewis, Allende, Wallace, Alcott, Lackberg, etc. Me atrae todo tipo de subgéneros, pero en especial fantasía, distopía, novelas de detectives. La fantasía épica es lo máximo.
¿Ya dije Tolkien?

¿Ha escrito novelas en colaboración con otros escritores?

No pero estoy escribiendo Postrimerías, el cierre de mi tetralogía, y luego voy a hacer de ‘ghost writer’ para mi esposo en una novela mitológica épica que sorprenderá a todos.

¿Cuándo decidiste convertirte en escritor/ra?

En el funeral de mi abuela. Con casi 35 años como lectora ávida, consideré absurdo postergarlo más. Y empecé Elemental, con la ayuda de mi primo editor, Miguel Ángel. Antes escribí poesía, drama y ensayos, siempre sólo para mí. Una vez concursé en poesía para un diario muy vendido.
No gané 😦

¿Escribes a tiempo completo o a tiempo parcial?

Depende. A veces hasta trece horas sin parar, otras veces medio día, a veces nada. Encrucijadas la escribí sin estar trabajando y fue casi ocho horas diarias.
¿Trabajas con un esquema o diagrama o prefieres simplemente ver dónde te lleva una idea?

Parto con un esquema, de hecho, esquematicé toda la saga. Pero rara vez lo reviso, las musas me llevan todo el camino. Al terminar un libro comparo, y a veces hay poco en común con el esquema. En Elemental la pauta es poner dos Portales por libro, a los que se viaja (viaje figurado, épico y físico, en el libro) con varias desviaciones argumentales, por supuesto. Con Fantasma, una distopía gótica que empecé, sólo me dejo llevar.

¿Tienes una estrategia para encontrar reseñas?

Confesión, soy una escritora spam y pido perdón por ello. No quisiera molestar pero conozco a poca gente, soy auto publicada y no tengo dinero. Mi estrategia (exitosa) es dar tanto como recibo. Tengo un contacto permanente con blogueros y booktubers a los cuales les leo (miro) y comparto mucho material, en Facebook y Twitter, comento sus entradas y participo mucho, a cambio sólo pido que no se enojen mucho con la carta que les envío una sola vez, promocionando mi novela. Y si me agregan, dan me gusta o comparten, lo agradezco en el alma. Regalo a los reseñadores mis libros en Kindle, para evitar el plagio, soy bastante desconfiada pero todavía no encuentro mi novela en PDF por ahí. Y luego de la reseña sigo el blog o canal y lo apoyo siempre.

¿Cuáles son tus pensamientos sobre las buenas / malas críticas?

He recibido de ambas, las malas críticas duelen pero ayudan un montón. Soy una persona con motivación de logro de aprendizaje y no logro de desempeño. En psicología educacional, eso significa que hago todo por aprender, no por obtener reconocimiento. Así que no es tan difícil. Gracias a Elena de ‘Escriba de Avalon’, Alba de ‘Cine de Escritor’, Joh de ‘En un Mundo Paralelo’, Abril de ‘Half Light Books’ y Marce de ‘La Cazalibros’ he mejorado de cero a diez. Bueno, a nueve. Las buenas críticas son estimulantes pero a veces engañosas, en Chile se acostumbra a no decir cosas para evitar herir o desagradar a la gente. Por eso elegí mis lectoras cero, que son chicas muy sinceras (Joh, Abril y Marce).

¿Cómo pueden los lectores descubrir más acerca de ti y tu trabajo?

Gracias a Dios he tenido muchas oportunidades de contar cosas acerca de mí, los links están en mi página de Facebook (www.facebook.com/SAGAELEMENTAL). Publico en Amazon (Elemental y Vestigios ya están publicados, Encrucijadas está en edición), luego dejo unas 150 páginas en Wattpad para estimular a los lectores. Amazon igual tiene muestras gratis pero no pasa de 80 páginas. En mi Facebook subo frases y trozos de las novelas, además de videos muy amateur acerca de la saga. Recomiendo los videos, que tienen imágenes de mis libros, dicen que soy una escritora muy visual y Alba incluso dijo que se confundió respecto a si mi novela era novela o guion.

¿Qué dirías que es lo más difícil a la hora de escribir?

Ser escritora auto publicada es muy, muy difícil. Hay que trabajar el doble y hasta el triple, al asumir la publicidad. Una se estrella contra muros terribles, incluso gente grosera e hiriente, como si atreverse a escribir así fuese pecado. Hay que trabajar en lo de una y además en tu libro, porque hay que generar dinero igual. Es como escribir por vocación. Yo me empeño en que me editen los libros, porque se requiere juicio externo, al menos. Pero escribir en sí, para mí, no sólo no es difícil sino también terapéutico, hermoso, estimulante, glorioso, épico.
¿Exagero? Jajajajaja.
Lo difícil podría ser escribir una saga, llevar adelante la trama, porque cada libro exige más, argumentalmente.

Alguna anécdota divertida de tu vida

Mi papá era un tremendo lector, y en su ocupada agenda se encargaba de darnos tiempos a sus hijas, pero a menudo se escapaba a su pieza a leer. En esos momentos no debíamos molestarlo. Yo tenía 4 años y mi hermana 7, ella estaba reforzando su aprendizaje de lectura. Yo iba a la habitación de papá con un libro de cuentos y me sentaba callada junto a él. Todos lo encontraban muy tierno y gracioso; me pedían que “leyera” y yo lo hacía. Entonces se maravillaban de mi prodigiosa memoria. Con el tiempo, se dieron cuenta de que yo aprendí a leer mirando las lecciones de mi hermana y que mi memoria es horrible.
Jajaja.
Aprendí a leer para poder pasar más tiempo con mi padre, lo que estuvo muy bien porque murió antes que cumpliera ocho años.

Publicado en entrevista, entrevistas, Interview

Interview with Wendy Hinman

Wendy Hinman is an adventurer, speaker and the award-winning author of two books, Tightwads on the Loose and Sea Trials. Tightwads on the Loose a lighthearted travel adventure book about the 7-year, 34,000-mile voyage she took with her husband aboard a small violently rocking sailboat where she alternated between feats worthy of Wonder Woman or Suzy Homemaker. It’s full of humor and armchair thrills. Tightwads on the Loose was selected for the literature program for Western Washington University, won the Journey Award for best true life adventure story and was selected as a top travel book for women. Sea Trials, her second book, has earned a Kirkus starred review (https://www.kirkusreviews.com/book-re…) and was selected best book of the month. It’s the story of a family’s quest to finish sailing around the world after being shipwrecked.

 

Image result for Wendy Hinman

Tell us a little bit about yourself and your background:

I started reading very early and have fond memories of attending story hour at the library with my mother. I’ve always been a voracious reader. I handily won the reading contests in elementary school. As a kid I wrote poems and songs. Though I came from a family of readers, no one in my family was a writer or knew any writers personally. Writing wasn’t considered a “career” in my household. I didn’t have any “connections.” But I had hopes. In 8th grade, for a class project, we assembled our essays and poems into a book. As modest as it was, that act left an impression on me. As an adult after years in international business, enjoying the report writing aspects of my jobs the most, during the dot com boom I shifted into working as a web content manager, a technical writer and an online magazine editor, but I always secretly longed to author books. Marrying my love of sailing and adventure with my love of writing seemed a natural place to begin publishing book length manuscripts because I had a natural “platform” and expertise to generate interest in my books. I had a very popular blog, regular magazine articles, and opportunities to do presentations and that naturally generated sales. Both books have done well and reached way beyond a sailing audience. I would love to see it go even more mainstream and become a big hit like Boys in the Boat, which could happen since both books are about overcoming adversity. There has been some interest in turning these true stories into movies but nothing definitive has happened with that yet. I think Reese Witherspoon would do a great job playing me and George Clooney playing my husband Garth in the movie version of Tightwads on the Loose since they both do comedy well. I don’t have any actors specifically in mind to play the family in Sea Trials, since any kids might be grown up by the time a movie is made! I will likely continue writing sailing stories and I am working on some historical fiction books because I love history and literary fiction. I have been inspired by Bill Bryson, J. Maarten Troost, Timothy Egan, Nathaniel Philbrick, Erik Larson, Garth Stein, Jane Austen, Charles Dickens, and so many others it’s hard to name just a few. I am always discovering new authors I love.

How I came to write Sea Trials, my husband’s story of sailing around the world with his family as a boy:

Over the years I’d been hearing snippets of the epic voyage my husband had taken with his family around the world and their shipwreck when he was fourteen. Family dinners had been filled with “you remember the time when …
• gun boats forced us to sail across mines in the Red Sea?
• when our pilot Abdul got lost in the Suez Canal?
• the boat starting sinking in Israel?
• mom tried to poison us?
• we ran out of food and nearly starved

These tantalizing anecdotes intrigued me to learn more. I got possession of the famous letters the family had mailed home. Hundreds of them. Inside them was more detail than any writer could hope for. Too much, sometimes. But in combing through them I fleshed out the outline of the story that I’d developed in my mind of the voyage. I asked a lot of questions of the family members and took copious notes. I consulted guide books and sailing directions, maps, and the ship’s log to ferret out the details. I read the newspaper articles, listened to the interviews with the family. And started writing. And double checking details with the ones who had lived through it. With a rough draft completed, I had them read every word to check for inaccuracies or things that didn’t seem true to their experience. It was a family bonding experience.

What I uncovered was such a dramatic story, that I could hardly believe anyone had truly lived through it. Especially people I knew. It featured things like a pirates, gun boats, mines, thieves, starvation and scurvy. And that was AFTER the shipwreck. You could hardly make anything up that would be better.

How long did it take you to write the book? It took me a couple of years for Sea Trials, whereas Tightwads on the Loose took me four years. I think I learned the best way for me to work by the second book, even though I had to do a lot of research before I could write. For my first book, I shared snippets with beta readers as I went. For the second, I finished a full draft and went through several edits myself first, then shared it in its entirety with beta readers before the final polish.

The hardest thing about writing? The easiest?
The hardest part at first was developing confidence in my writing abilities and figuring out the structure for a book-length manuscript. I wondered who might really care to read it, but then I started to enjoy the process so much I didn’t care. Then when I shared my work, the reception was good so I kept going. I found that when I wrote first thing in the morning every day, I developed a rhythm and momentum that kept me going. Historical fiction is harder for me because I have to do so much research first and then I have to make so many decisions about what I want to happen in the story. With fiction, you can go an infinite number of directions, so you’ve got to make choices before you can flesh them out to come up with a consistent and coherent story that doesn’t require too much rewriting. I spend a lot of time analyzing books to see what lessons they might offer for the story that I’m working on – ideas for structure, tension, pacing, character development, and language that inspire. I am always reading and taking notes. I’m in 3 book clubs. I consider reading the most essential part of being a good writer, immersing myself in story and language as a matter of skill development, and being a good literary citizen supporting authors and booksellers.

You can find me on my facebook author page (https://www.facebook.com/authorWendyH…) or on twitter @wendy_hinman, my amazon author page, or visit my website and blog at http://www.wendyhinman.com(And of course through Goodreads)

Publicado en entrevista, entrevistas, Interview

Interview with Rita Chapman

Tell us a little about yourself and your background?
Hi Jocelyn. Thank you for inviting me to your website. I live in Qheensland, Australia and only wrote my first book, Missing in Egypt, when I retired. Like most writers, I’m an avid reader and also enjoy playing tennis, swimming, walking and socialising.

What were you like at school?
Shy – good at English but hopeless at maths.

What are your ambitions for your writing career?
Doesn’t every author aspire to be a best-seller?

Which writers inspire you?
I love Australian authors, Kate Morton and Bryce Courtenay as well as Wilbur Smith and Dick Francis.

So, what have you written?
(*Include books, novellas, short stories, poems, blogs, awards or anything of interest.)
Missing in Egypt, a romantic travel mystery and Book 1 in the Anna Davies Mystery Series
Missing at Sea, Book 2 in the Anna Davies Mystery series
Dangerous Associations, a crime mystery
Winston – A Horse’s Tale; a book for horse lovers from teenagers upwards.

What genre are your books?
As you can see, I like to mix them up.

What draws you to this genre?
I’ve always loved horses, so Winston was the book I had to write. I enjoy reading mysteries and crime novels and watch a lot of detective stories on TV!

Which actor/actress would you like to see playing the lead character from your most recent book?
Our very own Nicole Kidman!

What made you decide to sit down and actually start something?
A couple of days of continuous heavy rain. I’ve always loved writing and started a couple of books during my working life (on a typewriter!) but when I retired and we had some serious rain I decided it was time to see if I could actually produce a novel.

What was the hardest thing about writing your latest book?
Deciding on the ending – I wasn’t sure which way it would go until the last moment.

What is the easiest thing about writing?
Typing out my thoughts – I’m a fast typist!

How can readers discover more about you and your work?
Please visit my website at www.ritaleechapman.com